Home / Artículo / opinión / El retorno de la serpiente emplumada

El retorno de la serpiente emplumada

“Del cielo llegaron 3 pájaros de metal. De uno de ellos surgió una serpiente emplumada a la que llamamos Quetzalcoatl. Ella podía volar, hablar con nuestras mentes, cortar las rocas con señalarlas y modificar la realidad a su antojo. Ella nos enseñó las artes de la astronomía, las matemáticas, la medicina, etc. Ella otorgó a nuestro pueblo los conocimientos y las herramientas para convertirnos en el pueblo más poderoso entre los mares. Con su infinito poder, nos ayudó a tallar la piedra y nos dio instrucciones precisas para que construyéramos un altar en su nombre, la pirámide de Xochicalco. Nos enseñó también la manera de comunicarnos con los dioses. Construiríamos un arca, y su poder fluiría a través de ella. A través del arca vimos el cielo y lo que hay más allá de la muerte. Conocimos al resto de dioses y nos comunicamos con otros hombres de apariencia similar a la nuestra, el pueblo del halcón, el pueblo del desierto, el pueblo de las orejas largas y muchos más. Un día, sin dar ninguna explicación, Quetzalcoatl se marchó, y nos dejó de nuevo sumidos en las tinieblas”

Gracias por la traducción de la tablilla, Dr. Berer

(Un sonido indica el corte de la comunicación, uno similar indica que comienza una nueva… )

Balmo, ¿te acuerdas de aquel planeta azul en el límite del matraz donde dijiste que sería imposible que nuestra raza hubiera llegado nunca? Creo que ha llegado el momento de hacerle una visita.